Carrito de compras( )
 
 
 
 
 
 
 
Share on Facebook
 
Share on Twitter
 
Share on Google Plus
 
Share on Pinterest
 
 
 
Histeroscopia diagnostica de consultorio
 
 

Histeroscopia diagnostica de consultorio

Histeroscopia ¿Cómo se realiza una histeroscopia? La histeroscopia se realiza de forma ambulatoria en la consulta, pudiendo ocasionalmente causar mínimas molestias. La duración de esta exploración no supera algunos minutos. La paciente es capaz de realizar vida absolutamente normal desde la finalización de la misma. La introducción de una óptica de pequeño calibre a través del canal del cuello del útero, se facilita con la introducción simultánea de un fluido transparente (suero fisiológico) a través de la vaina que recubre la óptica, con el fin de expandir la cavidad y limpiarla de moco y/o restos endometriales. Si la técnica se ha realizado correctamente y sin complicaciones, la imagen que ofrece la cavidad es muy buena y de gran ayuda para el diagnóstico. Una de sus grandes ventajas es que permite la toma de biopsias dirigidas para el estudio microscópico de la mucosa endometrial menstrual. La cámara de vídeo permite que paciente y médico puedan ir comentando la prueba a través de un monitor de televisión. También permite diagnosticar pólipos, miomas y malformaciones uterinas. ¿Cuándo está indicada la práctica de una histeroscopia? Se aconseja histeroscopia diagnostica en casos de: • Alteraciones menstruales • Hemorragias • Esterilidad o infertilidad • Cuando la ecografía revela anomalías del interior del útero • En caso de anomalías citológicas del cuello uterino. o del interior de la matriz Una de las principales indicaciones de la histeroscopia quirúrgica se refiere a los casos de hemorragias uterinas abundantes sin patología evidente, que son motivo de casi un 30% de las histerectomías. En estos casos, la cirugía histeroscópica permite recortar la capa interna que reviste la matriz (endometrio), consiguiendo en más de un 90% de los casos la reducción drástica del flujo menstrual sin necesidad de extirpar el útero. Es una muy buena alternativa para la histerectomía en determinadas pacientes y se denomina ablación endometrial. Esta prueba puede realizarse en cualquier momento del ciclo, siendo aconsejable descartar previamente la existencia de un embarazo incipiente en caso de realizarse en la segunda fase del mismo. ¿Qué complicaciones? Las complicaciones son muy infrecuentes y en general poco importantes. La más grave de ellas, se deriva de la utilización de líquidos para distender la cavidad durante la cirugía, los cuales pueden pasar a la circulación general causando dificultades respiratorias y edema agudo de pulmón. Sin embargo, la complicación más frecuente es la perforación uterina, que en la mayoría de los casos se resuelve de forma espontánea sin ninguna repercusión para la paciente. En alguna ocasión requiere ingreso e incluso una laparoscopia diagnóstica o quirúrgica para asegurar la buena evolución de la complicación. Después de una histeroscopia quirúrgica se pueden tener algunas molestias leves (sensación de peso o dolor leve en el bajo vientre, pequeñas pérdidas sanguíneas, etc.) que ceden a las pocas horas. Se suele recomendar restringir la actividad física de 5 a 7 días. La actividad sexual dependerá del tipo de intervención y del criterio del cirujano.

Histeroscopia ¿Cómo se realiza una histeroscopia? La histeroscopia se realiza de forma ambulatoria en la consulta, pudiendo ocasionalmente causar mínimas molestias. La duración de esta exploración es de algunos minutos.


Garantía:

 
 
 
 
compra protegida